Estás aquí: Inicio / Contratos Internacionales / La traducción de contratos al inglés: 10 claves para elegir un traductor profesional

La traducción de contratos al inglés: 10 claves para elegir un traductor profesional

Eider Iturbe*

 Los contratos en inglés son una herramienta clave de negociación para empresas en vías de internacionalización, profesionales autónomos multilingües, despachos de abogados y Administraciones Públicas con actividad internacional. Vivimos en la era de la globalización y la revolución digital, que pone la información al alcance de cualquier persona, en tiempo real y en cualquier parte del mundo, lo que da pie a nuevas formas de comunicación y oportunidades de negocio. Los fundadores de Google, Amazon y Microsoft han conquistado la nube, lo que nos demuestra que si algo caracteriza a un buen empresario, aparte de su empatía y determinación, es su capacidad para ver el futuro y predecir nuevos hábitos de consumo. El manejo del inglés tiene y va a tener mucha importancia en la cultura empresarial española, por las siguientes razones:

  • El inglés es el idioma oficial o cooficial de 57 países, entre los que se encuentran Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda, Australia, Nueva Zelanda, India, Sudáfrica o Canadá.
  • El imperio británico (representado por marineros, soldados, peregrinos, comerciantes y misioneros) ha sido el encargado de difundir el inglés por todos los rincones del planeta con su mensaje claro y firme de qué significan para el Reino Unido los negocios y la cooperación internacional.
  • Hoy en día, la mayoría de las antiguas colonias británicas conservan su legado histórico y tienen el inglés como idioma dominante (junto a sus respectivas lenguas nativas) ya que éste ha sido durante siglos la lengua de los negocios y la educación.
  • La colonización ha producido un fenómeno intercultural convirtiendo a estos pueblos en comunidades multilingües donde hablar bien inglés es un requisito para acceder a la universidad, a puestos de trabajo cualificados o a determinados círculos sociales.
  • Sin embargo, han sido las colonias británicas más potentes (Estados Unidos, Australia y Canadá, donde las lenguas nativas se han extinguido) las que han determinado que el inglés sea el idioma más hablado del mundo, además de una herramienta de comunicación indispensable en los negocios y en la vida social.

TRADUCCION-DE-CONTRATOS-AL-INGLES

Todas las empresas, si cuentan con la liquidez o financiación necesaria, son susceptibles de internacionalizarse. Para ello, deben estar preparadas para contratar o subcontratar a traductores profesionales conocedores de la cultura, el idioma (en este caso el inglés) y la legislación del país al que van a ir dirigidas las exportaciones. En la fase de negociación, así como en la fase de comunicación corporativa, la importancia de la traducción profesional de inglés es clave.

 

Los contratos en inglés formalizan el acuerdo verbal (llevado a cabo por directivos o agentes comerciales), sientan las bases de la operación comercial/financiera internacional y esclarecen todos aquellos aspectos que pueden dar lugar a falsas interpretaciones, evitando que se vaya al traste la operación o que se rompan los lazos de confianza con un socio, cliente o colaborador.

 

Es fundamental que los contratos sean escritos por el abogado que asesora a la empresa en materia de internacionalización y que sean traducidos al inglés por un traductor profesional.

A continuación explico las claves de una buena traducción (en este caso de contratos y del castellano al inglés), basadas ni más ni menos que en las competencias del traductor profesional seleccionado. Esta persona debe tener el inglés como lengua materna, ser bilingüe castellano-inglés, tener habilidad intercultural y haberse formado en una Universidad o Escuela de Traducción desarrollando las siguientes capacidades:

Vocación profesional

Los traductores son perfeccionistas. Se desviven por entregar su trabajo a tiempo, sin errores y siguiendo los principios de la traducción profesional: respetar el texto original (excepto que el cliente pida una revisión), seguir las normas y convenciones del idioma (en este caso el inglés) en el país al que van dirigidas las exportaciones, adaptarse a las exigencias de cada tipo de texto y hacer una revisión final.

Formación académica en traducción jurídica (en un país determinado)

Los traductores jurídicos son bilingües o multilingües, su lengua materna es el inglés, tienen competencia intercultural y formación específica en traducción jurídica en un país determinado. Además, han recibido formación sobre cómo gestionar el proceso de traducción en todas sus fases.

Motivación y curiosidad

Los traductores nunca dejan de formarse. Su proceso de aprendizaje es constante, lo que les obliga a estar en continua formación y atentos a nuevas palabras, términos (en este caso jurídicos), expresiones lingüísticas y modificaciones realizadas por los respectivos Organismos Oficiales.

Riqueza de vocabulario

Los traductores tienen una gran riqueza de vocabulario en su lengua materna y en el idioma que traducen. Esto acentúa la calidad de su trabajo. Además, conocen perfectamente la terminología exacta y los tecnicismos del sector en el que se han especializado, en este caso el Derecho.

Claridad

Los buenos traductores expresan ideas con claridad, sin ambigüedades. Evitan estructuras complejas por encima de todo.

Honestidad

Los traductores son humanos y es normal que no conozcan todas las expresiones del idioma que traducen. En este caso son responsables de abrir una investigación para encontrar el significado exacto de esas expresiones, aún cuando no están seguros, y en el contexto en el que aparecen en el texto original.

Orgullo y humildad

Los traductores delegan siempre la revisión final del texto que ellos mismos han traducido y deben estar preparados para asumir posibles correcciones. Lo más importante de todo es el resultado final.

Calidad

Los traductores están obsesionados con la perfección y la calidad.

Recursos y materiales de traducción

Los traductores deben tener a su alcance todos los materiales necesarios para optimizar el proceso de traducción.

Meticulosidad

Los buenos traductores entregan la mejor versión del texto original en su lengua materna. Evitan la tentación de corregir el texto original (excepto que el cliente pida una revisión) y conservan su esencia.

Los traductores conocen diferentes técnicas de traducción, que han aprendido a lo largo de su carrera profesional para cumplir, en cada caso, con los requerimientos del cliente. Estas técnicas pueden variar en función de si el cliente y tipo de documentación precisa de una traducción palabra por palabra, comunicativa o semántica, por eso los traductores utilizan su formación y experiencia para aplicar una técnica determinada a cada tipo de texto.

Por último, quiero destacar la importancia del proceso formal de traducción que siguen los traductores como una metodología; a lo largo de este proceso, los traductores profesionales tienen en cuenta una serie de aspectos lingüísticos y los aplican con la mayor rigurosidad posible para conseguir una traducción de alta calidad y sin errores.

 

Sin traducción habitaríamos provincias lindantes con el silencio.
George Steiner.

 

* Eider Iturbe, es traductora y directora de la empresa de traducción y marketing internacional
Yolk & Shell Creative Solutions.

 

contratos internacionalesPuede obtenerse modelos de contratos en español y en inglés internacionales en el siguiente enlace:
Modelos de Contratos Internacionales

logo-tradelibrary-letras

TradeLibrary es la primera Biblioteca online de Comercio Internacional que incluye más de 400 publicaciones (libros, casos prácticos, modelos de contratos y cartas, guías-país, artículos, etc.) sobre diferentes temas como marketing, finanzas, medios de pago, transporte y logística, Incoterms, negociación y gestión administrativa del comercio internacional.

Acceder a TradeLibrary

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*